SJL: Alcalde Carlos Burgos con un pie en la cárcel

Quinta Sala Penal resolverá recurso de apelación interpuesto por demandantes por estafa, falsedad genérica y fraude Procesal

  • Pese a que 22 Juzgado Penal de Lima ordenó su impedimento de salida del país, viajó al extranjero 13 veces por lo que cambiarían comparecencia por detención efectiva.

betinforma.- El burgomaestre de San Juan de Lurigancho, distrito más poblado de Lima, debería estar en estos momentos en la cárcel sí la instancia judicial hace cumplir su propio mandato de prohibición de impedimento de salida del país que ordenó dentro de un conjunto de reglas de conducta fijadas en el auto apertorio de instrucción.

Según la resolución judicial que data del 11 de junio del 2010 (expediente 142-2010, actualmente 35453-2008), el Vigésimo Segundo Juzgado Penal de Lima abrió instrucción con comparecencia restringida contra Carlos Burgos Horna como presunto autor de los delitos Contra el Patrimonio – Estafa y Contra la Fe Pública – Falsedad Genérica, en agravio de Servicios Generales Integrales EIRL y por el delito contra Función Jurisdiccional – Fraude Procesal, en agravio del Estado.

También establece que Burgos debía seguir una serie de reglas de conducta, como no ausentarse del lugar de residencia sin autorización del Juzgado, concurrir cada 30 días a registrar su firma en el libro correspondiente e impedimento de salida del país.

El incumplimiento de cualquiera de estas reglas de conducta, motivaría que el Juzgado revoque la comparecencia restringida cambiándola por detención.

VIOLÓ ORDEN JUDICIAL

Ello significa que desde el 11 de junio del 2010, Burgos no podía viajar fuera del país y para hacerlo tenía que pedir autorización del Juzgado, gestión que no habría hecho, según informó una fuente judicial.

Sucede que Burgos, acostumbrado a manejar el municipio como si se tratara de su feudo personal, desde junio del 2010 a octubre del 2012 viajó 13 veces a diferentes países del Sur América, Centro América y Europa, sin el consentimiento de su Concejo Municipal, ni el Juzgado que le prohibió hacerlo.

Según su movimiento migratorio, el 2010 Burgos viajó en dos oportunidades: el 25 de junio a Colombia y el 5 de diciembre a Panamá. El año 2011 hizo 5 viajes: el 2 de marzo a Colombia, el 11 de junio a México, el 19 de agosto a Colombia, el 10 de octubre a Chile y el 19 de octubre a Colombia.

El 2012 tampoco dejó de viajar: el 19 de enero a Colombia, el 1 de marzo a Cuba, el 22 de abril a Costa Rica, el 7 de junio a Chile, el 26 de setiembre a Brasil, el 16 de octubre a España.

Pero, ¿habrá logrado Burgos “regularizar” los viajes en el Vigésimo Segundo Juzgado Penal de Lima, como lo hizo en el distrito de San Juan de Lurigancho con ayuda de su Concejo Municipal?

ESCANDALOSAS “REGULARIZACIONES”

Como se sabe, Burgos ante un pedido de suspensión efectuado en su contra por el ciudadano Alberto Peña de la Puente ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), decide “regularizar” sus ausencias del país, solicitando “la compensación por licencias con sus periodos vacacionales no gozados”.

De esta forma, 13 regidores de los 15 que están del lado del alcalde, decidieron “regularizar” los viajes del alcalde y desestimar la solicitud de Peña de la Puente.

ARCHIVO PROVISIONAL

Pero lo cierto es que el 28 de agosto del 2012, el Vigésimo Segundo Juzgado Penal de Lima absolvió del delito contra la fe pública, contra la función jurisdiccional y otros en agravio de la empresa Servicios Generales Integrales E.I.R.L., al procesado Carlos Burga Horna.

Ante la apelación de los demandantes, el expediente fue elevado a la Quinta Sala Penal para Reos Libres, que el 31 de enero del 2013 dispuso archivar provisionalmente el caso (es decir que en cualquier momento puede ser reabierto, a pedido de alguna de las partes o ante nuevas pruebas del hecho) hasta que la Sala resuelva la recusación presentada por Servicios Generales Integrales E.I.R.L. contra uno de los jueces de la causa.

Intentó vender propiedad que no era suya

En el Ministerio Público figuran cerca de 90 de denuncias contra el alcalde Carlos Burgos Horna por asociación ilícita, estafa, abuso de autoridad, peculado, usurpación, etc.

Pero es la denuncia presentada por la empresa Servicios Generales Integrales E.I.R.L., cuyo dueño lo demandó tras sentirse estafado en la compraventa de un predio, la que ha colocado al burgomaestre al filo de las rejas.

Los hechos se remontan al año 2004, cuando Burgos Horna, en calidad de representante de la empresa Publibur S.A., indujo y mantuvo en error a la empresa de Servicios Generales Integrales EIRL, al arrendarle la Planta Industrial de Refrigeración ubicada en el kilómetro 9.5 de la carretera Piura-Catacaos -de propiedad de la Corporación José R. Lindley-, a pesar que se encontraba en pésimo estado de conservación y mantenimiento.

Y, no sólo eso. Recibió 24 mil dólares americanos como garantía de arrendamiento, a sabiendas que la maquinaria industrial no podía ser utilizada debido a que la Fiscalía Provincial de Catacaos la inmovilizó, a raíz de una denuncia realizada por la empresa Exótica SAC por estafa, y otros delitos.

Conforme a la denuncia formalizada por la Quinta Fiscalía Provincial Penal de Lima, el contrato de sub arrendamiento que efectúa Burgos en julio del 2004, demuestra la conducta dolosa y el perjuicio patrimonial causado a la demandante por el ahora alcalde de SJL.

Pero al ser confrontado por su irregular conducta, Burgos ofreció en venta el inmueble en cuestión por 750 mil dólares, haciéndoles ver que los montos entregados como alquiler y reparaciones hechas a la maquinaria industrial, servirían como abonos de la compra-venta.

En todas las declaraciones hechas por los demandantes, entre quienes se encuentran Luis Schiantarelli Gonzales, Jorge Hablutzel Orozco, Clordomiro Díaz Marín, todos coinciden que el demandado afirmaba representar a la Corporación R. Lindley con la posibilidad de vender dicho inmueble; pero que nunca cumplió pese a los pagos recibidos.

“PEPE EL VIVO”

Luego, las investigaciones judiciales que duraron más de seis años, revelaron el lado más oscuro de las transacciones realizadas por Carlos José Burgos Horna en esta estafa.

Burgos efectuó para sí la compra del inmueble, ocultando a la empresa agraviada el contrato que firmó con la Corporación José R. Lindley, mediante el cual se vendía la propiedad en 300 mil dólares americanos y se le arrendaba la totalidad del inmueble, incluida la planta, en dos mil dólares americanos mensuales, treta a través de la cual logró apoderarse del dinero en efectivo (280,000 dólares) depositados en su cuenta y de la propiedad.

También denuncian a burgomaestre por lavado de activos

A mediados de enero, el congresista Yehude Simon denunció a Carlos Burgos ante la Fiscalía por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Ésta alcanza también a dos miembros de su entorno: su ex asesora Jessica Karina Oviedo Alcázar y al teniente alcalde David Nestares Silva.

Ambos personajes habrían utilizado sus cargos en el municipio de SJL para enriquecerse indebidamente y lavar el dinero a través de la compra de bienes muebles (vehículos) e inmuebles, gracias a una serie de empresas en las que los tres participan.

Simon Munaro ha pedido investigar por qué los viajes de Burgos, si eran de vacaciones, coinciden con los de su entonces asesora de despacho Jessica Oviedo, quien estuvo en el cargo hasta junio del 2011.

Según su registro migratorio, Oviedo salió e ingreso del país los días que el alcalde Burgos Horna viajó al extranjero: Panamá, Colombia, México, y a Cuba.

Semanario La Última.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s